86399


Preocupación paisaje insular y observatorio

La organización transformadora insular Somos Lanzarote ha mostrado, a través de su portavoz en el Cabildo, Tomás López, “su gran preocupación por el rápido deterioro que se viene observando en los últimos tiempos sobre la calidad paisajística de muchos espacios de la isla”. Consideran que, promovidos en ocasiones por las propias administraciones públicas, y otras veces bajo su consentimiento, han proliferado elementos que “por su ubicación, cromatismo, tipología o volumetría, rompen con la coherencia ambiental y estética con la que, desde los tiempos de Manrique, se ha identificado a Lanzarote”.

Entre los elementos distorsionadores, Somos Lanzarote cita como ejemplos la señalética publicitaria de enormes dimensiones, los colores y volumetrías empleados por grandes superficies comerciales, el lamentable acabado de obras públicas como el acceso y vallado del Charco de los Clicos o los impactantes radares para la circulación colocados por iniciativa del presidente del Cabildo, Pedro San Ginés, en espacios protegidos como el Parque de Los Volcanes, La Geria o Janubio.

La propia entrada a la isla, el aeropuerto, ha pasado de ser una obra de arte con la firma de Manrique a convertirse en una sucesión de impactos publicitarios agresivos, tanto en el interior del recinto como en las carreteras que conducen a él”, señala Tomás López, consejero y portavoz de Somos Lanzarote en el Cabildo, quien muestra su preocupación con el hecho de que “con el tiempo se normalice social y culturalmente, entre la propia población de la Isla, aquello que siempre nos ha chocado”.

Por todo ello, la organización transformadora presentará una iniciativa al pleno del Cabildo para la creación, en el ámbito de la Reserva de la Biosfera de Lanzarote, de un observatorio del paisaje. Este organismo tendría como función generar, mediante el consenso con los actores sociales, económicos, vecinales e institucionales, una guía que determine “hacia dónde queremos que vaya el paisaje de Lanzarote en los próximos tiempos”, así como de señalar y resolver los incumplimientos que se estén produciendo respecto a normas como el Plan Insular o los planes generales. El objetivo, aseguran, es “mantener la identidad, originalidad y coherencia que históricamente se ha dado en la relación entre la población y el medio, aportando soluciones a los retos que requiere la sociedad actual, sin distorsionar la cultura del paisaje de la que presume la isla, que constituye un valor económico y social de primer orden”.

Según ha apuntado Tomás López, “aunque la conservación de la valiosa identidad paisajística de Lanzarote es tarea de todos y todas, las administraciones públicas no demuestran estar a la altura. Según Somos Lanzarote, “se están multiplicando verdaderas aberraciones contra uno de los valores culturales y sociales, con indudable repercusión económica, como es la personalidad paisajística, destrozando lo que nos hacía únicos y estandarizando nuestros entornos y el propio destino turístico”.

Sucesión de atropellos

Los radares de Pedro San Ginés. La organización transformadora ya denunció desde hace más de ocho meses el impacto sobre el paisaje de los enormes radares colocados por el Cabildo por la llamada “vía ciclista de Lanzarote”, en las carreteras que discurren por el Parque Natural de Los Volcanes, el paraje protegido de La Geria o junto a las Salinas del Janubio. El presidente respondió entonces, en nota de prensa, que se mimetizarían. Sin embargo, casi un año después siguen proliferando y se les añaden estructuras que los hacen más impactantes. Pedirán su retirada o reubicación en entornos urbanos en el próximo pleno.

Estallido publicitario en el aeropuerto. Somos Lanzarote presentó una moción en 2016 exigiendo, además de mayor responsabilidad social de AENA en la isla por sus enormes ganancias, que “se retirara la cartelería publicitaria exterior en el entorno de las vías que conducen hacia las terminales”, ya que en Lanzarote están prohibidos los carteles publicitarios. Aun no se ha hecho nada y el Cabildo sigue sin responder a una solicitud de información al respecto registrada por Somos desde abril.

Grandes superficies. La organización asamblearia presentó una moción instando a regular y hacer cumplir la norma respecto a volúmenes y cromatismo de espacios comerciales como el polígono de Playa Honda o Argana. “Las multinacionales deben saber que Lanzarote es distinta en materia paisajística y que aquí no todo vale”.

Nefasto acabado en el Charco de los Clicos. Somos Lanzarote planteó hace ya un año una pregunta respecto al acabado del acceso y delimitación realizado por el Estado en el Charco de los Clicos en el marco de su dragado. Esta laguna de tonalidades verdosas es uno de los espacios más visitados de la Isla.

Etiquetas:

Compartir:

Facebook Twitter

Comentarios cerrados.