86399


Gastamos más del triple en promoción pero llevamos 8 años estancados

La organización transformadora insular Somos Lanzarote ha pedido, a través de su portavoz en el Cabildo, Tomás López, “un replanteamiento de la estrategia turística insular”, al considerar que se está primando la cantidad de visitantes frente a la rentabilidad que supone el dinero que estos dejan en la Isla. Se basan, desde la organización asamblearia, en el estancamiento, e incluso ligero retroceso, que se observa en el gasto que cada turista deja en Lanzarote, que ha pasado de 36,9 euros en 2010, en plena crisis global y europea, a tan solo 35,3 euros en el tercer trimestre de este 2017.

El estático monto económico que deja cada visitante en la isla contrasta con los fondos públicos destinados a propaganda turística, ya que en  el mismo periodo – entre 2010 y la actualidad-, el Cabildo ha pasado de destinar 575 mil euros a la Sociedad de Promoción Exterior (SPEL) a una previsión de gasto para 2018 de 2,1 millones de euros, lo que supone un aumento del 365% en tan solo ocho años. La inversión de la institución insular, junto a las aportaciones del resto de socios –en su mayoría instituciones públicas-, colocarán a la SPEL en un presupuesto de casi 3,4 millones de euros en 2018, tal y como aprobó esta semana su consejo de administración.

Para Somos Lanzarote, quienes manejan el dinero y la promoción turística – en referencia a las consejerías de Turismo y de Hacienda, ambas en manos de Coalición Canaria- han instalado a la Isla en el “sinsentido” de quemar cada vez más fondos públicos, de todos los lanzaroteños y lanzaroteñas, en promoción turística, aumentando solamente la llegada de visitantes –en buena parte por la coyuntura internacional y la situación de los destinos competidores- pero sin que estos inviertan más, o lo que es lo mismo, “fomentando la cantidad frente a la calidad, demostrando que perpetúan un modelo turístico desfasado y de escasa rentabilidad social y ambiental”.

Se prima cantidad frente a la calidad y la generación de economía en la Isla

“El discurso de que se prima la calidad, y la imagen de sostenibilidad que se vende sobre Lanzarote, está en las antípodas de la práctica de un grupo de gobierno que, desde la llegada al gobierno del actual presidente al Cabildo, ha multiplicado por 3,6 los fondos destinados a la promoción pero no ha incentivado una sola medida de la que se derive una mayor inversión del visitante en destino”, señala Tomás López, quien considera que “los datos son tozudos a la hora de contrarrestar la efusividad con la que los actuales dirigente políticos celebran la llegada de más turistas y el gasto de más dinero en promoción: la inversión no está retornando a nuestra sociedad como debiera”.

Sin embargo, tal y como revelan los datos del Instituto Canario de Estadística, sí que ha aumentado en este periodo el gasto de cada turista en origen, el que no revierte en la economía y la población de la Isla. “Las cifras demuestran que se hace necesario un replanteamiento urgente y profundo del modelo turístico, que está generando enormes gastos en promoción, un fuerte impacto ambiental y territorial sobre Lanzarote y que, sin embargo, se estanca desde hace casi una década en lo que más afecta a la vida de la población local y del tejido productivo insular, que es el gasto en destino”, apuntan desde Somos Lanzarote.

En este sentido, Somos recuerda que las instituciones insulares y canarias siguen “frenando” medidas y transformaciones necesarias, como la contención de los modelos hoteleros de “todo incluido”, el aumento de los estándares de calidad y responsabilidad social y laboral de los establecimientos turísticos, la implicación en mejoras salariales como las operadas en otros destinos como Baleares o la puesta en marcha de tasas que reviertan directamente en las Islas y su calidad ambiental, como ya han hecho muchos de los destinos turísticos más avanzados del mundo.

Etiquetas: ,

Compartir:

Facebook Twitter

Comentarios cerrados.