9 Monografico B M.Jackson 2


Coalición Canaria está desmantelando la Sanidad Pública

SOMOS LANZAROTE, a través de su Secretario de Organización, Borja Rubio,  ha denunciado el gasto de quince millones de euros en concepto de derivaciones producido por el Servicio Canario de Salud en Lanzarote en los últimos cuatro años. La formación afirma, según datos del propio Servicio Canario de Salud, que alrededor de nueve millones de esos quince fueron a parar a clínicas privadas, lo que, a juicio de Somos Lanzarote, es un desmantelamiento de la Sanidad Pública y cuyo principal responsable es Coalición Canaria.

“Coalición Canaria, a través su Consejero de Sanidad, José Manuel Baltar,  que fue Vicepresidente de una asociación de Clínicas Privadas de España, y su homólogo en la isla, Erasmo García, están perpetrando un desmantelamiento del tejido sanitario en Lanzarote. 9 millones del dinero de todos los lanzaroteños transferidos a las clínicas privadas es un robo que ataca a la línea de flotación de un servicio tan esencial como el sanitario. Tanto Baltar como García, que ya fueron reprobados por el Pleno de Arrecife, están actuando para favorecer intereses que no son los de la mayoría del pueblo de Lanzarote ” afirma Borja Rubio.

El Defensor del Paciente denuncia a Clavijo y Baltar

Somos Lanzarote, además,  considera que el Defensor del Paciente les da la razón cuando denunciaban que las listas de espera Lanzarote eran alarmantes  y no dejaban de aumentar. Así, desde esta institución de control se ha argumentado que existe “un grave riesgo a los paciente” por “falta de voluntad política”. La organización insular afirma que, en la línea de lo que denuncia el Defensor del Paciente, Coalición Canaria está empeorando la Sanidad Pública en la isla de Lanzarote, y deja a los pacientes de la isla en una situación límite.

“Cada lanzaroteño recibe 400 euros menos de media que el resto de Canarias, se han reducido los equipos médicos en Valterra, hay una planta del Molina Orosa cerrada, siguen aumentando las listas de espera quirúrgicas, se incumplen los plazos de la puesta en marcha de la Unidad de Hemodinámica o el Búnker de Radioterapia, etc… Y mientras todo eso pasa, están transfiriendo nueve millones de euros a las clínicas privadas. Es una vergüenza” concluye Borja Rubio.

Etiquetas:

Compartir:

Facebook Twitter

Comentarios cerrados.