9 Monografico B M.Jackson 2


El político que no ama a las mujeres: Jair Messias Bolsonaro

¨Si Dios no lo remedia¨, ya que las personas de buena fe no han podido conseguirlo, este militar en reserva comenzará a desgobernar Brasil con mano dura como buen racista, fascista, misógino y machista. Y es que es de sobra conocido, que en los regímenes totalitarios la peor parte se la llevan las mujeres, los pobres, los negros y los disidentes, pero sobre todo, las mujeres disidentes.

Lo de Brasil es un aviso a navegantes que no nos podemos permitirnos el lujo de desoír. Ningún régimen de esta naturaleza en la historia, ha beneficiado a las clases desfavorecidas, a las minorías étnicas, y mucho menos a las mujeres.  Su victoria constituye una amenaza para las feministas, las libertarias, las pensadoras críticas que queremos un mundo igualitario y pacífico.

Nos consta, que aquí en Canarias han sido muchas las hermanas que han percibido la amenaza y por ello han hecho lo indecible para frenar “la bota que amenaza con pisar las libertades”. Ese es el caso de nuestra querida compañera feminista  Marianna, mujer trabajadora y madre que llegó hace diez años a España y ahora trabaja en nuestra asociación.

Ella, como otras tantas mujeres, han hecho “encaje de bolillos” para decir NO al fascismo, a pesar de las dificultades familiares y los costes de desplazarse a votar desde Canarias a Madrid, a más de 3000 kms.

Esta mujer, se movilizó en las redes apoyando al movimiento #EleNão (#ÉlNo) y el 25 de octubre viajó a Madrid vía Barcelona. Gracias a la petición de solidaridad vía facebbock, una red de afectos y de apoyo a la democracia se puso en marcha de la mano de una mujer periodista que ha lanzado un episodio llamado “Resistence” en el podcast del cual es la productora (http://caipirinhasociety.com/), sobre resistencia y las elecciones de este año en el país latinoamericano.En Madrid otra red de seres solidarios comprometidos con la libertad reforzaron esa red de ayuda, mientras el mundo observaba desde sus sillones los acontecimientos de Brasil.

Esta dura lección, es una más de las que nos ha dado la historia, por ello entendemos que lo único que nos puede inmunizar contra el fascismo, el sexismo y el racismo,  es el ejercicio diario y cotidiano de la libertad y la democracia y por supuesto las redes de solidaridad y cooperación entre las mujeres y el resto de los seres humanos que desean un mundo mejor. Por eso, no pasarán!!!!

Etiquetas:

Compartir:

Facebook Twitter

Comentarios cerrados.