My Mine - Love is in The Sky


ASCAV ordenanza Santa Cruz Tenerife

De acuerdo a las recientes declaraciones publicadas en prensa con respecto a la vivienda vacacional por parte del Alcalde de Santa Cruz de Tenerife, D. José Manuel Bermúdez, ASCAV considera que no es cierto que haya de FALTA DE REGULACIÓN de vivienda vacacional, cuando esta modalidad alojativa está regulada por el Decreto 113/2015 aprobado por el Gobierno de Canarias. La asociación advierte del peligro que se siga emitiendo  el mensaje por parte de entidades públicas que existe falta de regulación. Las sentencias falladas que anulan varios preceptos del Decreto, no afectan al resto de la normativa que está plenamente en vigor. De ahí, que próximamente ASCAV iniciará una campaña de publicidad para informar y concienciar a los propietarios de viviendas vacacionales sobre los pasos a seguir para la legalización de las mismas.ASCAV insiste, que a las viviendas vacacionales ya inscritas en el Cabildo de Tenerife hay que sumar las miles de declaraciones responsables aportadas y pendientes de inscribir. Es un hecho, que el Cabildo de Tenerife tiene retrasos de hasta 18 meses para la inscripción de una vivienda vacacional.  De ahí, que no se puede hablar de 400 viviendas alegales, sin saber cuántas viviendas están pendientes por inscribir.

El edil  habla de “regulación” y no “prohibición”, cuando la mencionada Ordenanza Municipal representa una limitación injustificada e incluso prohibición de facto en algunos barrios  como El Toscal y El Barrio de los Hoteles, donde se pide una entrada separada a las viviendas en edificaciones plurifamiliares. Injustificada  es también la limitación de la antigüedad de las edificaciones, que se limitan a edificios con más de 10 años de antigüedad.  Otra barrera arbitraria que no se justifica y sólo representa una limitación de la actividad.

Solicitar el cambio de uso de la vivienda de residencial a turístico no se justifica, cuando fue el propio Gobierno de Canarias que determinó en el Decreto el uso residencial de la vivienda para suscribir la prohibición en las zonas turísticas. Y por último, determinar que la vivienda vacacional es una actividad clasificada no es otra cosa que, obligar a los propietarios, entre otros requisitos, a darse de alta como autónomos. Medida que fulminaría del mercado por ejemplo a todos los pensionistas que cumplimentan sus ingresos con alguna vivienda vacacional.  Esta situación es especialmente dramática para la zona de Anaga.

Tampoco es cierto que no se sepa “dónde se alojan los turistas que llegan a la isla por el aeropuerto” y se alojan en viviendas vacacionales, ya que como cualquier otra modalidad turística se emite la ficha policial de los alojados en las viviendas a las fuerzas de seguridad del Estado.

ASCAV lamenta, que el Ayuntamiento siga adelante con la Ordenanza, a pesar que  en la reunión para su presentación con ASCAV ya se comunicaron las irregularidades que presenta. Aún así y reconociendo el Alcalde de antemano que la normativa acabará en los Tribunales y muy probablemente será tumbada, está decidido a aprobarla en esta Legislatura tal cual está.

Otro punto importante en la Ordenanza es que para las viviendas ya inscritas en el Registro General Turístico en el Cabildo se solicita la autorización expresa de la comunidad de propietarios, para lo que el Ayuntamiento claramente no tiene competencia.

Esta actitud por parte del edil deja claramente en evidencia , que su única intención con la aprobación de la Ordenanza es,  beneficiar al sector hotelero durante el tiempo que se libre la batalla judicial, coartando deliberadamente el derecho a la libre competencia.

ASCAV recuerda una vez más, que la vivienda vacacional no presenta ninguna competencia a los hoteles de la capital, ya que el perfil de cliente es totalmente diferente. El cliente de hotel requiere unos servicios específicos y la comodidad que representa, mientras que el viajero que opta por una vivienda vacacional requiere las comodidades propias de una vivienda.  Como se demuestra en el último estudio de la Universidad de Salamanca, más del 46% de los viajeros que optan por una vivienda vacacional cambiarían antes de destino que de modalidad alojativa. Es hora de aceptar que el mercado ha cambiado a nivel mundial y que  no se le puede dar la espalda al nuevo perfil de viajero que prefiere la vivienda vacacional y que además genera una economía transversal muy importante en los lugares dónde se encuentra.

Parte del problema es el aceptar que todos tenemos el derecho de beneficiarnos directamente del turismo, cuestión que hasta hace poco era exclusivo de unos pocos.

La asociación sigue con la mano tendida al Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife para negociar una Ordenanza consensuada y de acorde a Ley para que dé respuesta a las necesidades del Municipio y también a los propietarios de viviendas vacacionales. Fundamental es, que no acabe como el Decreto en los Tribunales en perjuicio de los cientos de propietarios de dichas viviendas y la economía que genera.

Etiquetas:

Compartir:

Facebook Twitter

Comentarios cerrados.

 
 
A %d blogueros les gusta esto: