.satcon


6.400 personas formadas en técnicas básicas de reanimación

El Área de Salud de Lanzarote, dependiente de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha formado a 6.418 personas en técnicas básicas de reanimación cardiopulmonar durante el año 2019. Se trata de la iniciativa Aprende a salvar una vida, un taller dirigido a escolares y a diferentes colectivos como asociaciones de vecinos y fuerzas y cuerpos de seguridad, entre otros; a través del cual se pretende capacitar a los participantes en la aplicación de primeros auxilios a un herido hasta la llegada de los servicios de emergencia.

Entre los objetivos de esta iniciativa se encuentran informar sobre la cadena de supervivencia, alertar a los servicios de emergencia, identificar la pérdida de consciencia, la ausencia de respiración, la obstrucción de la vía aérea superior y la parada cardiorrespiratoria, aplicar las técnicas necesarias ante este último caso y conocer las normas para la prevención de la muerte súbita.

El taller, que es tanto teórico como práctico, lo imparte el técnico instructor Benjamín Nieves, quien durante el año acude a los centros educativos, clubes deportivos y asociaciones de vecinos a instruir en estas técnicas a los diferentes colectivos.

Con esta formación se educa en salvar vidas, ya que el desarrollo de una enseñanza en reanimación cardiopulmonar y primeros auxilios, especialmente en los escolares, tiene unas connotaciones pedagógicas positivas que incluyen la participación activa del alumno, el aumento de su motivación, el abordaje de la muerte en el entorno escolar, un aumento del aprendizaje en conocimientos y habilidades, la toma de conciencia en cuanto a actitudes de vida saludable y la ayuda a asimilar emocionalmente situaciones de urgencia.

Reaccionar adecuadamente

En los talleres se subraya la importancia de que los ciudadanos tengan a su alcance las técnicas y herramientas adecuadas que permitan afrontar una situación de emergencia, procedimientos que en un momento crítico permitan salvar la vida de una persona. Se trata de extender la idea de que aumentar la supervivencia de la parada cardíaca es posible y que todas las personas pueden afrontar una situación de ese tipo en cualquier momento, si saben realizar adecuadamente un masaje cardíaco externo, compresiones torácicas o la respiración artificial.

Etiquetas:

Compartir:

Facebook Twitter

Comentarios cerrados.

 
 
A %d blogueros les gusta esto: